Home » , , » Matan de un tiro en la cabeza a un almacenero en un extraño episodio

Matan de un tiro en la cabeza a un almacenero en un extraño episodio

Written By Carlos Francisco Gutierre on 09 mayo 2017 | 19:35

Un hombre pidió 10 pesos de pan a través de una reja. Luego dijo que era un asalto y de inmediato sacó un arma, le disparó al comerciante y huyó.

asesinato del trabajador municipal y comerciante Edgardo Picatti, de 64 años, ocurrido el sábado por la noche mientras atendía un pequeño almacén familiar en barrio Cristalería, fue una ejecución a sangre fría consumada por un delincuente que se presentó como un cliente, anunció que les iba a robar pero no esperó ni luchó por ningún botín; directamente disparó un balazo que se incrustó en la frente de la víctima. Mucho dolor entre familiares, amigos y vecinos de un hombre oriundo de Cañada Rosquín, querido en un barrio donde llegó a vivir hace casi 40 años. Revisan cámaras de vigilancia de la zona, en una de las cuales se ve un auto que estacionó en la puerta antes del hecho.
Domingo al mediodía, tormentoso y gris. Los nubarrones de un cielo plomizo suman aún más tristeza al escenario de un hecho violento que se precipitó el sábado a las 21.30 sobre el prolijo chalé de Levi 3130, donde Picatti tenía un almacén al frente y vivía hace 38 años con su pareja Stella Maris Raimondi y una hija.
Diez pesos de pan
Según narraron ayer a La Capital familiares, amigos y la propia Stella Maris, Edgardo fue asesinado por un hombre que actuó de manera inexplicable, sin un correlato lógico.
A las 21.30 la mujer estaba en el negocio con su marido y un cliente, y la puerta estaba cerrada con una traba. Entonces golpearon la puerta y Stella abrió una pequeña ventana de 20 centímetros por 20 dispuesta por arriba del picaporte, un dispositivo al que apelaron "por seguridad" tras otros robos sufridos.
Desde afuera el local el presunto cliente pidió "10 pesos de pan". Edgardo estaba parado detrás del mostrador, frente a la puerta, despachando al otro cliente que se había recostado en un enfriador de helados. Sin sospechar nada, la mujer caminó unos pasos, se paró junto a una heladera de bebidas y desde allí le dijo a su marido que preparara el pedido de pan. El almacenero asintió y mientras acomodaba la mercadería, el recién llegado vociferó inesperadamente: "Esto es un asalto, no se resistan". Pero antes de que alguien reaccionara sacó un arma "negra pequeña", metió el brazo por la ventana, apuntó directo y le disparó a Edgardo un único balazo que atravesó su frente con orificio de salida por parietal izquierdo. La herida fue letal y provocó la muerte de manera inmediata.
"Me lo mataste, hijo de puta, me lo mataste", atronaron los gritos desesperados de Stella mientras su marido se derrumbaba detrás del mostrador con la cabeza en un charco de sangre. "El tipo salió corriendo, creo que cuando yo empecé a gritar y a pedir ayuda a los vecinos. Mirá lo que nos pasó por laburar para tener un peso más", dijo a este diario aún shockeada la mujer mientras recibía contención de amigos y familiares que colmaron su casa.
Un hermano de la mujer y un amigo de la vida de Edgardo, ambos llamados Carlos, no podían hilvanar frases sin que se les hiciera un nudo en la garganta y les brotara el llanto.
Inexplicable
"Es increíble. ¿Qué está pasando? Esto es una locura. Yo vivo en Bernardo de Yrigoyen, un pueblo de 1.300 habitantes donde todavía podemos dejar la puerta de casa abierta. Mi hermana está destruida. Y mi cuñado era un tipazo", expresó el hombre.
Aún con dolor y sin encontrar explicación, el otro Carlos habló de su amigo. "Lo conocí en un viaje de matrimonios. Era una persona hermosa, divertida, un loco lindo, que disfrutaba de su familia. Hace unos días lo vine a visitar, me hizo pasar, me señaló un sillón donde él acostumbraba a descansar y me dijo: «Esto es mi vida, mi familia y los amigos»", recordó, y se quebró.
El matrimonio Picatti tiene dos hijas, una de las cuales está de viaje en el exterior. Cuando le comunicaron la tragedia, rogó que la esperaran para poder darle el último adiós a su padre, en una ceremonia que se realizará entre martes y miércoles.
"La apoyaron mucho para que haga ese viaje y mirá lo que le pasó. Cuando ves algo así por la tele te pone mal, pero cuando te toca a vos te destroza", graficó Carlos, el amigo.
Pesquisa
Sobre la mecánica del hecho, más que un intento de asalto pareció una ejecución a sangre fría en el marco de un robo que jamas se concretó, donde no existió resistencia, forcejeo, ni si quiera ademanes de las víctimas que pudieran desatar una reacción semejante del asesino, que apuntó y tiró.
La información oficial de la unidad de Homicidios de la Fiscalía Regional coincide con la brindada por la familia a este diario, salvo en un detalle: el ladrón, según la versión aportada por la esposa de la víctima, no ingresó en el salón.
No obstante, la Fiscalía trabaja en todas las hipótesis posibles. Si bien no se descarta ninguna línea investigativa, la más firme aparece conectada al contexto de un intento de robo. En el caso interviene el fiscal Rafael Coria, y Gabinete Criminalístico de Policía de Investigaciones (PDI).
Entre las primeras medidas, se ordenó el relevamiento de cámaras de las viviendas y comercios de la zona, testimonios y levantamiento de rastros. En ese sentido, ayer se deslizó que en una de las grabaciones se pudo ver un auto pequeño que estaciona en el frente de la casa y luego sale con rumbo desconocido cuando se produce la detonación del arma de fuego.
La zona donde ocurrió el hecho es un tradicional espacio de la periferia norte de Rosario conocido como Cristalería, al norte de avenida Granel, lo que marca el comienzo de la ruta 34. Los primeros pobladores, como los Picatti, buscaron tranquilidad por su condición semirrural.
Con el paso de los años se plagó de casas robustas y chalés consolidados. Muy cerca de allí se construyó la Zona Cero de viviendas sociales. Más al este hay un histórico asentamiento precario conocido como Ciudad Oculta, que no pocos vecinos describieron como un lugar donde se recluye la delincuencia.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger