El tiempo - Tutiempo.net

Ultimas Entradas

Un muerto y un herido en un feroz ataque sicario en la zona oeste de ciudad

Written By Carlos Francisco Gutierre on 05 julio 2018 | 21:52

La víctima fue identificada como Juan Carlos Schneider, de 42 años, quien recibió múltiples impactos de arma de fuego. En la balacera Javier Ruiz Díaz, de 37, resultó resultó herido en una pierna.

Un hombre murió acribillado a balazos en un ataque sicario en el que el acompañante de la víctima fatal resultó herido. La feroz balacera se registró en horas de la tarde de hoy en la zona oeste de la ciudad.
La víctima, Juan Carlos Schneider, de 42 años, recibió múltiples disparos de arma de fuego en el tórax por parte de un desconocido, quien ingresó al patio trasero de su casa y lo ejecutó.

Los atacantes escaparon a bordo de un Volkswager Bora gris, de acuerdo a la información suministrada por el Ministerio de Seguridad provincial.
En el tiroteo también resultó herido en el muslo izquierdo Javier Ruiz Díaz, de 37 años, quien fue asistido y trasladado al policlínico San Martín y estaría fuera de peligro.
El ataque fue perpetrado en Magaldi al 9814, en jurisdicción de la subcomisaría 22ª, mientras los investigadores trabajan para dilucidar si realmente se trató de un ataque con sello narco.
La brigada de Homicidios de la Policía de Investigadores (PDI) y el fiscal de Homicidios Ademar Bianchini investigan si este crimen está relacionado una histórica rivalidad existente entre el clan Cantero y la familia Schneider por el control de la venta de estupefacientes.
El pasado 23 de julio de 2017, José Schneider, de 40 años, fue asesinado en las inmediaciones de Guardia Morada y Petunia, en el corazón del barrio Las Flores. Pese a ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, murió a raíz de la gravedad de la herida, la cual tenía orificio de entrada en la nuca y salida en al frente.
En esa oportunidad, la pesquisa evaluó que el homicidio fue cometido para vengar la muerte de Isabela Petrona "Chabela" Cantero, hermana de Ariel Máximo "El Viejo" Cantero, quien fue asesinada el viernes 16 de junio en un brutal ataque en el cual también resultaron heridas de gravedad a Juliana Maldonado, Micaela Salcedo y Luisana Cantero.
El martes 17 de enero de este año, Sergio Díaz -pareja de María de los Angeles Schneider, alias "Pato"- fue ejecutado por desconocidos desde un auto mientras se desplazaba a bordo de una bicicleta por el acceso sur de la ciudad. No obstante, el hermano de Sergio, -Gustavo-, había sido asesinado el pasado 12 de julio de 2017, en las inmediaciones de Villa Manuelita.

Matan a un estudiante de ingeniería en su departamento durante un robo

Written By Carlos Francisco Gutierre on 30 junio 2018 | 6:04

Juan Cruz Ibáñez recibió al menos tres puñaladas tras ser sorprendido mientras dormía. Hay dos detenidos por encubrir el crimen y el autor está prófugo.

Los residentes de Zeballos al 2100, entre Oroño y Balcarce, no salían de su asombro la mañana de ayer cuando se enteraron que uno de sus vecinos, un estudiante avanzado de ingeniería en sistemas, había sido asesinado a puñaladas en el interior del departamento que alquilaba en esa cuadra. El cuerpo de Juan Cruz Ibáñez, de 23 años y oriundo de Murphy, fue encontrado por una vecina tirado al costado de su cama, en medio de un charco de sangre y con varios puntazos en su espalda. Las hipótesis sobre las que trabajó durante el día la fiscal de Homicidios Georgina Pairola es que la víctima fue sorprendida en su departamento del 2º piso y asesinado en medio de un robo por un delincuente que habría trepado hasta el balcón valiéndose de las rejas de una vivienda contigua o que fue abordado en la calle y obligado a ingresar a la propiedad.
En ese marco, tanto por lo dicho por un testigo como el llamado de un taxista, se realizó anoche un allanamiento en un pasillo de Tablada donde se hallaron elementos robados a la víctima y se apresó a dos personas acusadas de encubrir el crimen, mientras que el autor material sigue prófugo pero identificado.
Ojos enrojecidos por el llanto y la indignación. Miradas perdidas y abrazos eternos. Esa postal dominó la escena de Zeballos al 2100 cuando un grupo de jóvenes se concentró esperando saber qué había pasado. Eran amigos y familiares de Juan Cruz, que estudiaba ingeniería en sistemas en la Universidad Tecnológica Nacional e ingeniería electrónica en la Universidad Nacional de Rosario.
Última cena
Juan Cruz Ibáñez se había afincado en Rosario hace alrededor de cinco años para estudiar. Vivía solo en el departamento de Zeballos 2133, en un edificio de siete pisos y cocheras. Según allegados a su familia, su mamá había estado con él hasta entrada la noche del jueves cuando en un remís volvió a su casa de Murphy (en el departamento General López) ubicada a 160 kilómetros de Rosario. Una visita muy valorada para quien se distancia de su gente para poder estudiar. "Llegás a casa, el tele prendido, olor a milanesas, mantel y una gaseosa. Beso a mamá y el tan preciado «sentate que ahí llevo la comida». Hablame de extrañar", escribió Ibáñez en Twitter días atrás.
Pasadas las 9 de ayer una vecina salió de su departamento y vio manchas de sangre en el palier del edificio. Entonces siguió el reguero y eso la llevó hasta el 2º piso en el que vivía Ibáñez. Vio la puerta entreabierta, se asustó y llamó al 911.
Cuando la policía llegó al lugar halló el cuerpo de Ibáñez tirado al costado de la cama. Estaba con un boxer y una remera. Tenía al menos dos puntazos en la espalda y yacía sobre un charco de sangre. En la vereda se observaban gotas de sangre que provenían del edificio y terminaban en el cordón.
Tres horas más tarde, alrededor de las 13, cuando la fiscal Pairola salió del lugar para hablar con la prensa, aún no había ingresado al departamento. "Es una escena muy compleja y se está relevando con minuciosidad por peritos de rastros y fotografía", indicó Pairola.
La primera pista
Fuentes allegadas a la investigación indicaron que el departamento de Ibáñez estaba revuelto y a la vista faltaban varias cosas. En tanto su auto, un Volkswagen Gol estaba en la cochera del edificio.
Un trabajador informal que se mueve en Zeballos al 2100 contó que vio, desde unos 50 metros, como dos motociclistas se abalanzaban sobre un hombre que intentaba ingresar al edificio donde vivía Ibáñez. Contó que lo escuchó pedir ayuda. Y que unos 20 minutos más tarde vio salir del lugar a los dos jóvenes. "Yo vi como lo agarraron al muchacho y como lo metieron hacia adentro", indicó el hombre que ubicó en tiempo y espacio ese suceso entre las 8.30 y las 9 de la mañana de ayer, momento en que la zona está invadida de gente por la cercanía con Tribunales.
Una fuente calificada de la pesquisa desestimó esa versión e indicó: "No se ajusta a los tiempos que marcaba la escena del crimen. Puede que haya visto que apretaban a alguien, pero no fue a Ibáñez", indicó.
La misma fuente indicó que la hipótesis con más peso que manejaba la fiscal Pairola está dada en que "Ibáñez fue sorprendido por una persona que trepó a su balcón valiéndose de las rejas de una vivienda contigua al edificio donde vivía e ingreso por la puerta ventana que da al exterior". Y agregó que "la fiscal creé que a Ibáñez el delincuente lo pudo sorprender durmiendo" entre la medianoche y las 6 de la mañana.
Otro elemento sobre el que trabaja la fiscal son los distintas manchas de sangre cuyo rastro conducían por las escaleras hasta el tercer y cuarto piso; al ascensor y la vereda del edificio. En ese sentido, sostuvo que esa sangre podría ser del asesino.
Asimismo, comentaron que "según las primeras medidas, en el lugar no había indicios de forzamiento de la puerta de ingreso" y que "se realizó levantamiento de material genético en diversas partes del departamento, la escalera y el ascensor del edificio como imágenes de las cámaras públicas y privadas que hubiera en las inmediaciones", confió un vocero del caso.
Testigo y detenciones
A la tarde, y a partir del relato de un taxista ante los pesquisas de la Brigada de Homcidios de la PDI que comanda Diego Sánchez, se supo que el chofer fue abordado por un pasajero en Zeballos al 2100 en horas de la madrugada llevando varios bolsos. Que el mismo vestía "campera roja con tiras blancas tipo Adidas" y que lo llevó hasta un pasillo de Chacabuco 4257.
Con esos datos, la fiscal ordenó allanar el lugar y allí se secuestraron una notebook, un celular y otros elementos de Ibáñez, muchos con manchas de sangre, que fueron reconocidos por familiares de la víctima.
En el lugar fueron apresados Micaela Mercedes O., de 21 años, y su pareja, Alberto Jesús G., de 33, quienes son acusados de encubrimiento agravado. En tanto se trata de hallar a Lucas Ezequiel O., hermano de la joven, a quien se le adjudica la autoría material del homicidio.

Las Líneas de Colectivos. 7° Parte:

Written By Carlos Francisco Gutierre on 29 mayo 2018 | 11:37

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 7° Parte: Líneas "200", "201", "202" y "203"
La Línea “200” o por el Sureste al Frigorífico Swift
Esta es la otra línea regenteada por la empresa Zona Sur (recordemos que la otra era la "6") y, como lo mencionáramos con respecto a esta última, sus coches dejaban mucho que desear también: coches destartalados, mugrosos y con mediocre frecuencia. Su color marrón característico acentuaba más aún su falta de aseo ya que buena parte de su recorrido la efectuaba por polvorientas calles.

Tenía 2 banderas: la Roja constituía su Punta de Línea en el Frigorífico Swift; la Negra, en la zona de los Corrales Municipales -al igual que la "78"-. Esta era la única diferencia entre uno y otro color. La Roja desde el citado frigorífico cruzaba el puente sobre el Arroyo Saladillo, tomaba la Avenida Nuestra Señora del Rosario para desembocar en otra avenida que iba de norte a sur: la Abanderado Grandoli; arteria ésta que constituía un poco la columna vertebral -junto a la Avenida Ayacucho- del ejido urbano de la Zona Sudeste rosarina. A esta avenida la recorría de punta a punta ya que recién frente al ex Frigorífico La Tropa doblaba por Calle Ayolas hasta la Calle Necochea. Desde allí seguía directamente hasta la Calle 3 de Febrero (pasaba frente al Colegio Nacional N° 1). Por ésta, la Calle Bs.As hasta la Calle Santa Fe, donde retornaba a su punto de origen a través de las calles Balcarce, Mendoza, Colón, Ayolas y las dos avenidas citadas anteriormente.

En el caso de la Negra, desde la Avenida Abanderado Grandoli y Calle Gutiérrez, apenas ingresaba a la primera, unificaba su recorrido con el de la Roja. Actualmente la sucesora de esta línea es la "146", conservando sólo una parte del recorrido de la "200".

La Línea “201” o Cómo ir al Barrio Hume
Caso también extraño el de esta línea: sus coches (de un verde vegetal intenso) eran prolijos en general y su frecuencia tenía altas y bajas pero sin embargo gozaba de cierta indiferencia entre buena parte de la población rosarina ya que su recorrido dentro del Centro era escaso. No era así para los vecinos de los barrios 20 de Junio, Hume y aledaños, ya que era uno de los pocos (para los del primer barrio citado era el único) con los que contaba para trasladarse al Centro.

Su Punta de Línea -intersección de la Calle roullión y con el Boulevard Seguí- estaba en pleno corazón del Barrio 20 de Junio (actualmente allí yace también el Barrio Toba), que era más que nada un grupo de viviendas de propiedad horizontal tipo FO.NA.VI. (en realidad, este barrio fue más anterior a los que se construyeron con esta denominación. Me tomo la libertad de compararlos por la similitud de la construcción de las unidades habitacionales). Tomando el boulevard mencionado, iba directo con dirección Este hasta la Calle Felipe Moré. Por ésta, accedía a la Avenida Godoy (hoy Pte. Perón) para desembocar por su intermedio en la zona del Cementerio El Salvador; más precisamente en la Avenida Francia. Luego por ésta hasta la Avenida Pellegrini hasta la Calle Mitre, previo paso frente al Parque Independencia. Una vez en la última arteria citada, seguía su camino hasta Calle Santa Fe, y después por ésta hasta Calle Balcarce, en donde regresaba a su Punta de Línea. Este servicio era prestado por la empresa 20 de Junio y acutalmente está representado por la Línea 128, la cual respeta en buena medida este recorrido.

Línea “202” o La Línea más Pituca para ir al Barrio Fisherton
Con coches en un 80% en impecables condiciones y con buena frecuencia, era sin lugar a dudas la alternativa para viajar hacia el centro para los coquetos habitantes del Barrio Fisherton; a pesar de que su recorrido no era idéntico al de la Línea "B" (ver la primera parte de este trabajo) dentro del mencionado barrio compartían varios tramos de sus respectivos recorridos. Su color marrón claro en la parte inferior y el azul tenue en la superior (una débil franja blanca dividía ambas coloraciones) también lo distinguían a primera vista. Su contra: su casi inaccesibilidad para los rosarinos de los barrios no cercanos al de Fisherton en las horas pico, ya que las unidades venían colmadas de pasajeros de aquel populoso barrio.

Si bien poseía 2 banderas, casi ni se notaba ya que la única diferencia pasaba por el hecho de que una de ellas partía desde el Barrio Los Gráficos (situado casi al lado del Mercado de Concentración Fisherton). la restante lo hacía desde la zona del viejo Centro Asturiano, junto al Boulevard Wilde. Por éste, previo paso por diversas calles dentro del barrio citado, desembocaba en la Avenida Córdoba (hoy Eva Perón) para ir directamente por la misma hasta la Calle Lavalle hasta Calle San Lorenzo. Los barrios Belgrano, Azcuénaga y Ludueña Sur eran testigos y beneficiarios de su paso.

Ya en la última calle mencionada, seguía por ésta en forma directa a través del corazón del barrio de la Estación Terminal de Omnibus Mariano Moreno hasta la Calle Vera mújica, ya que allí era interrumpida por la presencia del Hospital Centenario y la Facultad de Medicina (ambos fondos estaban intercomunicados). Y como en ese entonces (hasta 1978) la Calle Urquiza era de doble mano para la circulación vehicular en el corto trayecto que iba de la Calle Vera Mújica y la Calle Suipacha, tomaba ésta, tanto en la ida como en la vuelta, para pasar frente al hospital nombrado anteriormente y para doblar posteriormente en la Calle Suipacha, retomando a través de esta misma la Calle San Lorenzo. Después sí: sin interrupciones derecho continuaba hasta la Calle Laprida, recorriendo así transversalmente la Zona Centro. Una vez llegada la "202" a esta última arteria regresaba a su Punta de Línea doblando por Calle Rioja. Las calles Alvear, Santa Fe y Paraná lo veían pasar antes de que tomara la Avenida Córdoba directamente hacia Fisherton. La empresa que prestaba el servicio se denominaba Provincias Unidas. Hasta hace pocos meses la misma regenteaba la "116", heredera del recorrido de la línea que analizamos; Sólo resta decir que poco se la extraña ya que su reemplazante conserva el trayecto original casi en su totalidad.

Línea “203” o Línea Directa para ir al Balneario Los AngelesLa "203" fue (y en buena medida lo sigue siendo en la piel de las actuales Líneas 131 y 132) otro modelo de pulcritud y buen servicio. Sus coches, de un blanco impecable y sobriamente adornados en general, formaban una flota importante y con una frecuencia que seguramente era de las mejores, sino la mejor. Tenía 2 ramales: el de la bandera "Negra" circulaba por el interior del Barrio Parque (se trata del que se encuentra adyacente al Parque Independencia), mientras la "Roja" pasaba directamente por el Boulevard 27 de Febrero.

Con Punta de Línea en el extinto Balneario Los Angeles, que estaba situado junto al puente de la Avenida Ovidio Lagos -después de él se transformaba en la Ruta 178- sobre el Arroyo Saladillo, límite sur del casco urbano rosarino, circulaba por la citada avenida con rumbo norte hasta el Boulevard 27 de Febrero. Doblando por éste hacia la derecha, mantenía su trayectoria hasta la Calle Pte. Roca, y por medio de esta arteria llegaba directamente al Centro; más precisamente a la esquina de Pte Roca y San Luis. Por esta calle céntrica por excelencia retomaba su rumbo oeste hasta internarse en el Barrio Martin y volver al punto inicial de su recorrido una vez arribada a la Estación Fluvial; Calle Rioja y Avenida Belgrano. Precisamente a través de la última citada, encaraba Calle San Juan directamente hasta Calle España y por ésta volvía al Boulevard 27 de Febrero para repetir su recorrido de ida; claro ésta, había un leve cambio en el caso de las unidades con bandera "Negra" ya que circulaba por calles con un único sentido. Sea como sea, los que pretendían llegar al Parque Independencia, al Club Atlético Provincial,a la ex Rural, a la desaparecida Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu (actualmente funciona allí la Jefatura de Policía de la Provincia) o al Balneario mencionado al principio de la nota preferían siempre abordar esta línea. Finalmente, digamos que actualmente la empresa prestadora del servicio sigue siendo la misma -C.O.T.A.L. S.R.L.-, aunque la denominación sea la correspondiente a los números "131" y "132", y que los recorridos prácticamente se conservan en un 100 %. Sin lugar a dudas, a la hora de pensar en una restructuración del sistema del Transporte Urbano de Rosario hay que poner a esta empresa como paradigma a seguir.

(este trabajo continuará en una octava parte con otras líneas)Julio C. Zalazar.

Las Líneas de Colectivos. 6° Parte:

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 6° Parte: Líneas "58", "59", "71" y "78".
La Línea “58” o Viaje Directo a la Siberia
Esta línea, hoy lamentablemente desaparecida, tenía virtudes que la diferenciaban del resto: una de las mejores frecuencias, coches modestos pero limpios, recorrido simple, etc. Fue la única -junto a la 210- en establecer a la Siberia (apodo puesto a la Ciudad Universitaria rosarina, ubicada en el radio comprendido por las calles Riobamba, Berutti, Boulevard 27 de Febrero y el río, por su lejanía del Centro y de la mayoría de los barrios) como Punta de Línea. Desde allí tomaba luego por el Boulevard 27 de Febrero y seguía derecho por esta arteria hacia el oeste hasta derivar en la Avenida Ovidio Lagos. Desde allí, previo y breve paso por la Avenida Pellegrini (como ahora, la avenida Ovidio Lagos tenía doble mano solamente hasta su homónima Pellegrini) , retomaba Calle Callao y nuevamente iba en línea recta directamente a la Estación Rosario Norte del FF.CC. Mitre, lugar éste en el que se detenía para volver poco después. Por la Avenida Ovidio Lagos anteriormente citada hasta el Boulevard 27 de Febrero; por éste directo de nuevo a la Siberia. Así de simple y de sencillo. Hoy los vecinos (sobretodo aquellos que debían andar por la zona del Parque Independencia, de los hospitales, etc.) lo recuerdan con nostalgia y pesadumbre. Finalmente recordemos que la empresa prestataria del servicio se llamaba Prado S.R.L. y su coloración era celeste con una fina franja blanca bien por debajo de las ventanillas.

La Línea “59” o Cómo ir al Cementerio La Piedad a través de la Zona SudoesteEsta era otra de esas líneas que era objeto de amor y odio al unísono. Las razones: su magra frecuencia, la pobreza de sus coches y, sobretodo, lo extenso de su recorrido; pero al mismo tiempo era querida ya que no había otra que cubriera la populosa zona sudoeste rosarina. Con llegada final en el Cementerio La Piedad, tomaba la Avenida Provincias Unidas hasta la Calle Montevideo (calle ésta que en el tramo que iba de las vías del FF.CC. Belgrano hasta su conclusión junto a la Avenida de Circunvalación, en la Zona Oeste, era de doble mano) y por ésta y hasta el corazón del Barrio Echesortu. Desde Calle Castellanos, después Calle Córdoba y Calle Vera MUjica pasaba frente a la Estación de Omnibus Mariano Moreno. Por esta última y derivando su recorrido por Calle Güemes, recorría toda la parte norte de la Zona Centro hasta Calle Paraguay (esquina ésta marcada a fuego por la presencia allí del célebre Sanatorio Británico). Por ésta se iba directamente al corazón del radio céntrico hasta la intersección de las calles 9 de Julio y Mitre, arteria esta última por la cual emprendía el regreso. Quien se aventuraba a realizar el viaje de punta a punta terminaba exhausto sin lugar a dudas ya que el tiempo promedio del mismo no era menor a la hora y media. Cabe agregar que sus coches poseían un color amarillo huevo (pocos años después lo pasaron al azul) y la empresa licenciataria se llamaba Gral. Azcuénaga. La actual Línea 120 heredó buena parte se su recorrido.

Línea “71” o La Unica para ir al Barrio Nuevo Alberdi
La particularidad de esta línea estiba en que es una de las pocas (¿o quizás la única?) cuya empresa mantuvo la titularidad de la misma hasta hace pocos meses. Se llamaba Baigorria. Y si bien su número actualmente es 107 y su recorrido sigue siendo casi el mismo, hoy está bajo la supervisión de la Secretaría de Servicios Públicos Municipal y con una licencia precaria otorgada a vaya a saberse qué empresa. En fin: estas cosas ya son comunes en un país y una ciudad sometidas a los vaivenes de las crisis económico-sociales que "supimos" conseguir. Pero como el objetivo de este trabajo es esencialmente hablar de nuestros colectivos de los '70, dejemos de lado otros temas y sigamos con la "71". Esta línea era la única con Punta de Línea en el Barrio Nuevo Alberdi, situado en el rincón último de la Zona Noroeste de Rosario, allí donde nace la Autopista Rosario-Santa Fe. Desde allí desandaba su recorrido a través de la Calle Baigorria pasando por los barrios Parque Field y Cristalería, entre otros. Al llegar al Boulevard Rondeau, ponía proa hacia el sur para conectarse con la Avenida Alberdi y directamente con la zona de la Terminal de Omnibus Mariano Moreno y el Hospital del Centenario pasando por la Calle Urquiza (de doble mano frente a la cuadra del citado hospital). Después circulaba por Calle San Lorenzo directamente hasta Entre Ríos, y por ésta hasta Zeballos, para pegar la vuelta por Avenida Corrientes hacia el Barrio Nuevo Alberdi.

De color blanco, con una delgada línea verde; con coches en general en buen estado y con una excelente frecuencia, la "71" no será olvidada nunca por muchos rosarinos; mucho menos aún que su espíritu se conserva casi en su totalidad en la actual Línea 107.

Línea “78” o Una "Rara Línea" hacia los Corrales MunicipalesMuchos se preguntarán el porqué de la denominación citada en el título. Sencillo: el mayor porcentaje de su recorrido lo desarrollaba por distintos barrios del sector de la Zona Sur más próximo al Centro; lugar este último al que entraba por la Avenida Corrientes desembocando directamente en la Avenida Weelwright, junto a la extinta Estación Rosario Central del FF.CC. Mitre. Su Punta de Línea la tenía en la intersección de la Calle Gutiérrez y la Avenida Abanderado Grandoli, en la Zona Sudeste. En este punto urbano se destacaban uno de los primeros barrios tipo FONAVI de Rosario e inmediatamente por detrás de él los Corrales Municipales en donde se alojaban a los animales que después irían a los frigoríficos cercanos (CAP, Switf y Paladini). Hasta aquí llegaban los coches de la "78" para girar en sentido contrario y volver hacia el Centro. Lo hacía a través de la Avenida Abanderado Grandoli hacia el norte hasta la calle Ayolas, para seguir con dirección este hasta las cercanías de las instalaciones del Country del Club Provincial, legendaria institución deportiva de la ciudad, en el Boulevard Oroño. Al llegar a este punto, a través de la Calle Galvez, tomaba dirección oeste hasta la Avenida Corrientes, y a través de ésta recién llegaba al Centro como se señalaba antes.

Sus coches eran quizás los más limpios del parque del transporte urbano rosarino, a pesar de ser de color blanco y de circular por lugares donde la tierra "volaba" en abundacia al paso de los vehículos. No puede decirse lo mismo de su frecuencia aunque tampoco era de las peores. Actualmente su número es el 147, su recorrido apenas si sufrió variantes y la empresa -vaya rareza- también es hoy la misma: El Halcón.

(este trabajo continuará en una séptima parte con otras líneas)Julio C. Zalazar.

Las Líneas de Colectivos. 5° Parte:

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 5° Parte: Líneas "53", "54", "56" y "57".
La Línea “53” o Línea Directa al Barrio Acindar

Si esta línea tenía un aspecto que la destacaba sobremanera ése era su pintoresco colage de colores (azul Francia combinado con rojo y blanco) y el número de adornos que cada uno de sus coches poseía, tanto del lado de adentro como el de afuera. Pero también tenía su gran importancia por ser la única, en aquellos momentos, que entraba al Barrio Acindar, ubicado por detrás de la metalúrgica homónima -hoy inexistente- y de la extinta Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu; predio éste que actualmente es ocupado por la Jefatura de Policía. Para entrar y salir de este barrio utilizaba una modesta avenida llamada Acindar, conectándose a través de ésta con la Avenida Ovidio Lagos. Si bien tomaba la Avenida Uriburu hacia el este su trayectoria se encaminaba hacia el Centro a la altura del Boulevard Oroño. Una de sus banderas, la "Roja", se encargaba de pasar frente a la sede del country del Club Atlético Provincial por la Avenida Jorge Cura; la otra, la "Negra", si bien pasaba por sus cercanías, lo hacía por el boulevard antes mencionado. Pasando también frente al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, tomaba Calle Italia para entrar directamente al Centro e ir hasta la Calle San Lorenzo. Desde allí hasta la Calle Laprida, donde volvía al Barrio Acindar conectando con la Calle Rioja y después con la Calle Dorrego. Hoy su recorrido se conserva en gran parte gracias al servicio prestado por las Líneas 129 y 130. La empresa prestataria se llamaba Mosconi.

La Línea “54” o Cómo ir al Puente Molino Blanco o a la Fábrica de ArmasEsta Línea, propiedad de la empresa Molino Blanco, como tantas mostraba dos banderas:la "Roja" y la "negra". La primera tenía como puntade línea el Puente Molino Blanco, ubicado sobre el Arroyo Saladillo y permitiendo la unión de la Avenida Ayacucho de la Ciudad de Rosario con la Avenida San Martín de la vecina Villa Gobernador Galvez; avenida ésta que después se transforma en la vieja Ruta Nacional N° 9 a Bs. As. (paso obligado para ir a la Capital de la República cuando la Autopista Aramburu aún no existía). A través de Calle Ayacucho recorría casi totalmente la Zona Sudeste. Al llegar a la Avenida Uriburu se desviaba a través de ésta hacia Calle Alem y desde allí iba directo al centro. Su punto final era la Estación del FF.CC. Mitre, llamada Rosario Central. Accedía a ella a través de la Avenida Corrientes.

Su otra bandera, la "Negra", arrancaba su intinerario hacia el mismo destino en el Centro desde la ex FábricaMilitar de Armas Domingo Matheu. Desde allí, por la Avenida Ovidio Lagos, tomaba la Avenida Uriburu y a través de ésta llegaba también esta Calle Alem, donde fusionaba su recorrido con el de la "Roja".

Sus coches, sin ser un derroche de coquetería ni mucho menos, eran en general limpios y tenían una buena frecuencia. Actualmente las Líneas 143 y 133 desarrollan un recorrido similar pero con pequeñas variantes.

Línea “56” o La mejor Manera de recorrer Empalme Graneros
A pocos le importaban sus coches viejos, desvencijados, bastante sucios por dentro y por fuera; el hecho de ser la única que desde el Cementerio La Piedad a través de la Avenida Provincias Unidas llegaba hasta la Avenida Juan José Paso (es decir, la recorría en su totalidad ya que en aquellos años 70 su tramo pavimentado era ése) y desde allí atravesaba el corazón del Barrio Emplame Graneros -sobretodo su parte céntrica comercial- la convertía obligadamente en favorita de los usuarios (no eran pocos los que, desde esa populosa barriada, tenían que trabajar en muchas de las fábricas y empresas aledañas a la citada avenida, como por ejemplo Frecicar, Furlotti, el Frigorífico Escauriza, etc.). !Cuánto protestaban los sufridos pasajeros ante la precariedad de su frecuencia¡ .

Luego de recorrer transversalmente Empalme Graneros (después de pasar por el ex Barrio Toba daba una serie de vueltas por pequeñas calles hasta desembocar en Calle Junín hasta Avenida Alberdi) se dirigía hacia la zona de la Terminal para de allí ir hasta el Centro. En la intersección de las calles Sarmiento y 3 de Febrero desandaba su recorrido hasta el Cementerio La Piedad a través de esta última. La empresa que prestaba el servicio se llamaba Don Bosco y también prestó el servicio de la Línea 111 (la que heredó el recorrido). Actualmente es la Línea 101 con una ruta bastante diferente (a pesar que el destino final y el paso por el Barrio Empalme graneros se mantienen) y bajo otra empresa. La Don Bosco hace muchos años ya no existe.

Línea “57” u Otra Alternativa para ir al Cementerio La piedad desde el Centro
Perteneciente a la misma empresa de la Línea 218 y de la que prestó durante muchos años el servicio interurbano entre la Plaza Sarmiento, en Rosario, hasta hasta la vecina localidad de Perez -la "Manuel Belgrano"-, poseía coches que dejaban un poco que desear en su antigüedad e higiene pero que mostraban una buena mecánica. Su frecuencia alternaba entre mediocre y buena según el horario. Las "horas picos" eran en las que se notaban sus falencias en este aspecto.

Desde el Cementerio La Piedad desarrollaba un recorrido con similitud al de la 218, con la salvedad que en vez de utilizar la Avenida Godoy (como la anteriormente citada), tomaba el Boulevard 27 de Febrero hasta cercanías del Boulevard Avellaneda. Una vez por la Calle 9 de Julio seguía directo por ésta hasta el Centro; más precisamente, hasta la Calle Presidente Roca, a través de la cual iba hasta la Calle Mendoza. Derecho por esta arteria desembocaba en la Calle 1° de Mayo hasta Calle Rioja, lugar en el que retomaba su recorrido de vuelta al Cemeterio. Actualmente el servicio, sin mayores cambios de importancia, es prestado por la Línea 123.

(este trabajo continuará en una sexta parte con otras líneas)Julio C. Zalazar.

Las Líneas de Colectivos. 4° Parte:

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 4° Parte: Líneas "15", "21", "51" y "52".
La Línea “15” o Cómo ir al Mercado de Frutas y Verduras


Coquetos, limpios y de buen gusto la coloración mezcla de grises, celestes y blancos sus coches, esta línea, cuyo servicio era prestado -y lo continúa siendo pero bajo las denominaciones de Línea 126 y Línea 127- por la Empresa 25 de Mayo, se destacaba por su buena frecuencia y por la poca tardanza de su recorrido, producto de un diagrama inteligente y muy práctico. Tanto en su versión "Roja" como "Negra" tenía su punta de línea en las cercanías del Mercado de Frutos y Verduras; más precisamente en la intersección de las calles San Nicolás y Biedma. Desde allí, por Calle San Nicolás (pasando frente a este populoso centro comercial fruto-hortícola), conectaba con el Boulevard 27 de Febrero, la Avenida Ovidio Lagos, Avenida Pellegrini -pasando por el Parque Independencia-, Calle Callao, Calle Mendoza; Calle Moreno, Calle San Lorenzo hasta Calle Laprida, donde pegaba la vuelta retomando por Calle 3 de Febrero. La diferencia entre una y otra bandera radicaba en que la "Roja" cumplia exactamente este trayecto, mientras la "Negra", en vez de utilizar la Avenida Ovidio Lagos (tanto en la ida como en la vuelta), hacía uso de la Avenida Francia, pasando frente al Cementerio El Salvador.

La Línea “21” u Otra Alternativa para llegar al Cementerio La Piedad
Con punta de línea en Calle Mendoza y Calle Maipú, este colectivo se caracterizaba por cubrir (no siempre correctamente) una buena parte de la zona suroeste cercana al sector céntrico; para más datos, la ubicada entre el sur de la Avenida Pellegrini y el norte de la Avenida Godoy (hoy Avenida Pte. Perón). Con coches de estado dudoso, su frecuencia era sufrida por parte de una buena cantidad de usuarios que no tenían otras opciones para llegar al Centro. Antes de llegar al Cementerio La piedad recorrían las calles Viamonte (al ir) y La Paz (al volver) o bien el Boulevard 27 de Febrero en un tramo de su existencia, desde el Boluevard Avellaneda. La Empresa Nicolás Avellaneda (T.A.N.A.) prestaba el servicio, después parcialmente desarrollado hasta no hace mucho por la Línea 124.

Línea “51” o Lo Mejor para ir al Frigorífico Swift o al Barrio Las FloresSencilla, simple, directa; casi un Expreso. Su frecuencia estaba bien en general, pero lo que costaba soportar era la falta de limpieza de sus unidades. Recorriendo casi de punta a punta la Zona Sur rosarina (sobre todo a través de su eje comercial por excelencia como es la Avenida San martín) desde el Frigorífico Swift, a pesar de todo era la línea preferida porque difícilmente se tardaba más de media hora en llegar al centro. Este servicio era prestado por la Empresa Roque Saenz Peña y sus unidades eran de color rojo. Poseía dos banderas: la que señalaba su destino como el frigorífico mencionado y la otra que indicaba al Barrio Las Flores como su punta de línea. Actualmente su recorrido casi no se modificó, sigue la misma empresa al frente y se fusionó no hace mucho con el recorrido de otra ex línea suya (la 148) en momentos que su denominación era Línea 140.

Línea “52” u Otra Alternativa para ir al Mercado de Frutas y Verduras
Esta línea, para aquellos que no éramos usuarios habituales, era vista con indiferencia. La razón: la apariencia antigua de sus unidades y sus colores pálidos (un rojo desteñido con tonalidades grises). Sin embargo, los rosarinos que habitaban buena parte de la zona sur (en especial la cercana a los hospitales) la consideraban más que importante ya que no sólo podían llegar al Centro a través de ella sino que también conseguían arribar a la zona de la Terminal de Omnibus. El servicio era prestado por la empresa Primera Junta y tenía su punta de línea en la intersección de las calles Córdoba y San Nicolás. Desde la primera, tomando Calle Caferatta, ponía proa al sur hasta el Boulevard Seguí. Desde allí se dirigía resueltamente hacia la zona céntrica a través de la Calle Mitre hasta la Calle San Luis sin escalas. Pegaba la vuelta en la unión de las calles Buenos Aires y Santa Fe.

(este trabajo continuará en una quinta parte con otras líneas)
Julio C. Zalazar.

Las Líneas de Colectivos. 3° Parte:

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 3° Parte: Líneas "5", "6", "10" y "12"
La Línea “5” o Los Restos de La Línea 215

Tal como lo había mencionado cuando hablé de la Línea 4 (ver la 2° Parte del presente trabajo), este servicio del Transporte Urbano de Pasajeros de Rosario nació a partir de la división de la extinta Línea 215 casi a fines de los '70. Partiendo de la zona de la Estación Terminal de Omnibus Mariano Moreno (Sta.Fe y San Nicolás), recorría la parte norte de la zona céntrica rosarina a través de Calle Tucumán. Desde ahí, tomaba Calle Italia y Calle San Luis para pasar frente a la Plaza Sarmiento hasta la Calle Laprida y desde allí poner proa hasta la zona sur; más precisamente, hasta las cercanías del actual Barrio de La Carne (Calles Bermúdez y Arijón). Como lo consignamos anteriormente, la empresa que desarrollaba este recorrido aún hoy existe y lo mantiene casi en su totalidad a través de la Líneas 136 y 137 actuales. Esa empresa no es otra que Las Delicias. Sus coches eran también un ejemplo de pulcritud y limpieza, más allá de que algunas unidades tenían su buena antigüedad.

La Línea “6” o cómo llegar a Tribunales desde la Zona Oeste o la NortePerteneciente a la empresa Zonar Sur (dueña también de la 200), se destacaba por unir la Estación Rosario Norte -su punta de línea- con Tribunales a través de la Calle Balcarce, en su viaje de ida, y de calle Alvear, de regreso. Desde este último punto su trayectoria se daba a través de la Avenida Pellegrini en su tramo céntrico (Balcarce - Necochea) en su totalidad, único colectivo en la época que lo hacía. Desde Necochea tomaba la zona sur pero sólo hasta Ayolas para concluir su trayectoria en la Calle Castro Barros, en cercanías del ex Frigorífico La Tropa. De color marrón, sus coches distaban de ser modernos, de buena frecuencia y hasta limpios. Actualmente es la Línea 144 la que cumple aquel recorrido casi sin variantes.

Línea “10” o Viaje Directo al Barrio Las Delicias desde la Zona OesteEsta línea, también perteneciente a la gran empresa Las Delicias, ofrecía dos modalidades: la "Roja", que tenía su punta de línea en la intersección de las calles Dorrego y Lamadrid, y la "Negra", que la poseía en Dorrego y Av. Batlle y ordoñez; es decir, como ingresaba a la Av. Arijón desde la Av. San Martín -desde el norte- se bifurcaba hacia ese punto cardinal -la "Roja"- y hacia el sur -la "Negra"-. Tanto uno como otro color terminaban su periplo frente a la estación Rosario Oeste del Ferrocarril Belgrano, en la Calle Paraná, pleno corazón de la populosa Zona Oeste y del Barrio Azcuénaga. Los que vivíamos en esta parte de la ciudad y teníamos que ir a cualquiera de los barrios de la Zona Sur (sobretodo los que eran atravesados por la Avenida San Martín) o a la zona de los hospitales y no queríamos hacer trasbordos, teníamos sí o sí que recurrir a esta línea, ya que era la única en esos momentos. Tal como lo mencioné al repasar las otras líneas propiedad de la misma empresa ("F", "5"), los coches de ésta eran más que dignos. Hoy la propiedad del recorrido sigue en manos de la misma pero es prestado por las Líneas 138 y 139.

Línea “12” o Cómo ir del Parque Urquiza a La Facultad de Medicina
Esta línea, desaparecida hacia finales de la década del '70, no gozaba de mucha fama por varias razones; y no era tanto por ser su recorrido periférico al de la mayoría por no ingresar de lleno al Microcentro, sino por su muy pobre frecuencia, el estado paupérrimo de sus coches, el de su ausente pulcritud y por la antigüedad de los mismos. De un color blanco crema en su parte inferior y azul en la superior (con una franja mínima de azul más claro entre ellas), la "12" partía de Calle Zeballos y Calle Chacabuco (Parque Urquiza), tomaba Calle Montevideo directo, pasaba por la zona de Tribunales y el Parque Independencia, hasta Avenida Francia. Desde allí llegaba hasta cercanías de la Facultad de Medicina (Al tratarse de una Línea cuyo recorrido no se trasladó a ninguna otra línea nueva, me resultó imposible hasta el momento detectar exactamente su punta de línea).

(este trabajo continuará en una cuarta parte con otras líneas)Julio C. Zalazar.

Las Líneas de Colectivos. 2° Parte:

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 2° Parte: Lineas "F", "1", "2" y "4".
Línea "F" o un recorrido por Barrio Las Delicias y otros barrios de la Zona Sur
Esta línea, perteneciente a la empresa Las Delicias (que toma su nombre del barrio en el cual están alojadas sus oficinas y galpones), ofrecía dos modalidades: la "Roja", que tenía su punta de línea en la intersección de la Avenida Ovidio Lagos y Calle Lamadrid (cerca de la ex Fábrica de Armas Domingo Matheu y actual Jefatura de Policía), y la "Negra", que la poseía en las proximidades de Avenida Arijón y Boulevard Oroño (convertida en avenida en su desembocadura con la Ruta Nacional 9). Su trayectoria era bastante extensa por los barrios más populares de la Zona Sur -Tiro Suizo, Las Delicias, De La Carne, etc.-, lo que transformaba a su frecuencia en una puesta a prueba permanente de la paciencia de los usuarios, tanto en uno como en otro color. De todas maneras, al servicio se lo podía calificar de "bueno"; con coches modernos y limpios (como la gran mayoría de los pertenecientes a líneas de esta empresa) y pese a su ocasional demora, los vecinos de la Zona Sur sabían reconocer su importancia. Tanto una como otra bandera terminaban su periplo frente a la estación Rosario Central, en la esquina de Avenida. Del Huerto y Avenida Ovidio Lagos, previo paso por el corazón céntrico a través de la Av. Corrientes.

Línea "1" o colectivo obligado para llegar al barrio Empalme Graneros
Las calles Gambetta y República eran su punto de partida. Desde allí, por Juan José Paso y después Velez Sarsfield recorría prácticamente en su totalidad el Barrio Empalme Graneros. Después, desde calle Junín atravesaba el túnel del Pasaje Celedonio Escalada y desde allí pasaba por el centro hasta la unión de las calles Primero de Mayo y el Boulevard Veintisiete de Febrero. Tras varios cambios de numeración y recorridos, hoy es la línea 110 y la empresa prestadora del servicio también sigue siendo la misma: Empalme Graneros. Sus colores también eran muy característicos: marrón chocolate combinado con marrón claro y con una leve franja blanca en su parte media.

Línea "2" o el "Patito Feo" Inexistente ya, a esta línea la ocurrencia popular la bautizó como se menciona arriba por su destacada coloración amarillo huevo y por el pobre estado de sus unidades. Teniendo a la calle Junín como eje, pasaba por el Barrio Telefónico, Empalme Graneros, la avenida Alberdi, la zona norte de Echesortu hasta el centro. Pasó después a ser la línea 301 para extinguirse poco después. Parte de su recorrido lo presta hoy la línea 112.

Línea 4 o la más popular de Barrio Belgrano
Se destacaba por dos motivos: su color rojo fuerte (pese a sus franjas blancas) y los vericuetos de su recorrido. Siendo su empresa la denominada Rolando S.R.L., nace a partir de una línea anterior: la 215. Esta línea, que iba desde el Policlínico San Martín, ubicado en el rincón de la Zona Oeste de las calles Chubut y Guatemala, se extendía hasta el corazón del Barrio Tiro Suizo. Como era excesivamente prolongado su recorrido se lo dividió en dos: la línea 4 (que partía desde la misma punta de línea) y la línea 5, cuyo detalle se verá más adelante. Estos colectivos no se distinguían por la calidad de muchas de sus unidades pero sin embargo siempre presentaban buenas condiciones de limpieza. Tras pasar por la Zona Oeste a través de la calle Mendoza, primero, y calle Montevideo, después, pasaba por las cercanías de la Estación de Omnibus a través de la calle San Lorenzo, el Hospital Centenario, el Sanatorio Británico, el Centro, calle Laprida hasta la calle Ocampo, donde pegaba la vuelta. Hoy, convertida en la línea 142 (fusión de 2 líneas: la "C" y la "4") poco conserva de aquel recorrido.

(este trabajo continuará en una tercera parte con otras líneas)
Julio C. Zalazar.

Las Líneas de Colectivos

Un Recorrido por la Rosario de los '70: Las Líneas de Colectivos. 1° Parte: Líneas "A", "B", "C" y "E"
Rosario, a pesar de la acción o inacción de muchos de sus intendentes, siempre se jactó de contar con un sistema de Transporte Urbano de Pasajeros de muy buena calidad, bien diagramados sus recorridos, con unidades importantes en número y en confort y con una frecuencia aceptable. Por lo menos en los años ’70 y hasta los inicios de los ’80 –hasta 1985-86 quizás- así era; después, a medida que las empresas que prestaban ese servicio fueron desapareciendo y otras iban acaparando muchos de esos recorridos, estas condiciones señaladas se fueron deteriorando al punto de encontrarnos hoy con un panorama difente. Empero, aún hoy Rosario mantiene comunicadas todas sus zonas y barrios eficientememte; será cuestión que autoridades y vecinos en el futuro se sienten y definan otro sistema de transporte más cercano al existente 30 años atrás. Pero no es objetivo de este artículo fijar la mirada en ese aspecto sino repasar desde la memoria aquellas líneas del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) que en los ’70 distinguían a la ciudad como la más importante –después de la Ciudad de Bs. As.- en este rubro.

La Línea “A” o “Expreso Alberdi”Con unidades bastantes modernas para la época, limpias, varias de ellas con adornos y destacándose por su imponente color verde oscuro (lo que lo hacía muy identificable desde lejos), esta línea se encargaba de unir toda la zona norte aledaña al Boulevard Rondeau -que conecta con la vieja Ruta 11- y a la Avenida Alberdi con el centro comercial rosarino en un tiempo relativamente corto (de ahí lo de “Expreso”) ya que no “bajaba” como otros colectivos por Caferatta o Boulevard Avellaneda sino que tomaba el legendario túnel, llamado Pasaje Celedonio Escalada, que pasa por debajo del nudo ferroviario del extinto Ferrocarril Mitre, conectaba con la Avenida Ovidio Lagos y de allí hacia la zona centro derecho. Después, pegando la vuelta desde Sarmiento y Rioja, hacía un recorrido similar. Lamentablemente, al comienzo de los años ’90 la empresa “Expreso Alberdi” dejó de exisitir y con ella la Línea “A”.

La Línea “B” o el Clásico a Barrio FishertonLa empresa “Domingo Faustino Sarmiento” era la encargada de prestar el servicio de esta línea también legendaria; era de un color rojo morado y sus coches, a diferencia de la “A”, no se destacaban por su modernidad ni por su buen estado. Teniendo como Punta de Línea el Mercado de Concentración Fisherton (punto obligado para el abastecimiento de frutas y verduras), tomaba el Boulevard Wilde y desde allí desarrollaba varias vueltas por el barrio homónimo, sobretodo en su sector residencial (Boulevard Argentino, Sarratea, etc.) para tomar Calle Córdoba -hoy Avenida Eva Perón- hasta el sector céntrico, previa pasada por las calles Balcarce y San Luis. De regreso, tomaba la calle Santa Fe -paralela a Córdoba, de sentido contrario- hasta la calle Paraná en la zona norte del Barrio Azcuénaga para retomar desde allí la Calle Córdoba (a partir de ese lugar de doble mano). Cabe aclarar que hasta fines de los 80 la Calle Santa Fe, después de Calle Paraná, estaba cortada por las vías del ex Ferrocarril Belgrano y continuando después sin pavimento. Cuando finalmente se abrió ésta y se la pavimentó convenientemente, Calle Córdoba perdió la doble mano allí para retormarla a la altura de las vías del ex Ferrocarril Belgrano (Calle Teniente Agneta) tal como hasta hoy se conserva. Resumiendo: el recorrido de la “B” permitía a todos los habitantes del populoso Fisherton llegar al Centro en un tiempo aceptable. Esta línea tampoco existe hoy pero su recorrido, pese a sufrir modificaciones, lo toma la actual Línea 115.

Línea “C” o el Camino más directo al Frigorífico Swift
En dos tonalidades de verde, con un parque automotor mitad nuevo mitad viejo, la desaparecida Línea “C” de colectivos hacía un recorrido simple desde el Frigorífico Swift (ubicado justo en el límite sur de Rosario; más precisamente, del lado de Villa gobernador Galvez y pegadito al Arroyo Saladillo) hasta el centro. Para llegar a este destino, desde el punto indicado, tomaba la Avenida Nuestra Señora del Rosario (o Lucero) hasta la polulosa San Martín, eje comercial por excelencia de toda la Zona Sur. Desde allí desembocaba directamente en el Boulevard 27 de Febrero para tomar Maipú (ya que la Avenida San Martín desde allí pasaba a ser calle y de un solo sentido circulatorio); su llegada en el centro era la intersección de esta calle con la denominada Rioja. Seguía derecho por ésta hasta doblar en Calle Paraguay para enfilar nuevamente hacia el sur y hacia su destino. A mediados de los 90 la empresa que prestaba este servicio, llamada Gral. Las Heras, cambia la letra que identifica este recorrido para pasar a denominarse Línea 142. Pocos años después cambia de manos y su recorrido es fusionado con el de la extinta línea 4.

Línea “E” o El Recorrido Obligado para los que querían ir al Parque Independencia desde el Sur Rosarino Es cierto, llamarse “Empresa de la Línea ‘E’” no era ningún alarde de originalidad pero eso a nadie le importaba ya que lo que valía era el importante servicio que esta empresa brindaba desarrollando un recorrido interesante: desde el barrio tipo Fonavi (uno de los primeros de este tipo) ubicado en Avenida Grandoli y calle Gutiérrez, tomaba Calle Ayacucho (arteria fundamental de la Zona Sudeste), después Boulevard Seguí hasta la Avenida San Martín. Desde allí, luego de recorrer toda la geografía de los hospitales (Clemente alvarez, Italiano, Español, Sanatorio de Niños Victor J. Vilela) llegaba hasta el Parque Independencia. Retomando luego la Avenida Godoy (hoy Presidente Perón), tomaba Calle Crespo para ir hasta la zona de la Estación Terminal de Omnibus. Calle San Nicolás y después la Avenida Alberdi y, para terminar, el Boulevard Avellaneda eran las principales vías asfaltadas por las que transitaba para llegar a su destino final en el Parque Alem, en la Zona Norte, previo paso por el Estadio de Rosario Central y el Hospital de Niños Zona Norte. El regreso lo emprendía de manera similar por las calles de sentido contario. Valga decir que este recorrido es uno de los pocos que se mantiene casi tal cual (se prolongó un poco para que llegue hasta el shopping de reciente inauguración ubicado en el predio de la ex fábrica textil Estexa) en los cohes que circulan bajo el rótulo de Línea “E”. También se conservó hasta no hace mucho su característico color blanco con delgadas franjas rojas horizontales en su parte media. Hoy lo podemos ver de color verde o gris y en una empresa de origen municipal.

(este trabajo continuará en una segunda parte con otras líneas)
Julio C. Zalazar.

Gresca dejó un muerto y un herido grave en el sudoeste

Written By Carlos Francisco Gutierre on 26 mayo 2018 | 8:46

El fallecido tenía 30 años y hacía poco se había comprado una casa en la zona mientras que la otra víctima tiene 22 años y quedó internada en grave estado con dos tiros en el abdomen en el Heca . El autor del ataque fue identificado, pero sigue prófugo de la Justicia .

Hospital de emegencias Clemente Alvarez
Un hombre de 30 años fue ejecutado de un disparo en la cabeza y un joven de 22 quedó internado en grave estado tras recibir dos disparos este viernes cerca de las 18 al protagonizar una discusión con su atacante, en calle 1704 entre Uriarte y Ouvrard de  barrio San Cayetano. Voceros judiciales indicaron que el autor está identificado y se mantenía prófugo de la justicia. Allegados a las víctimas prendieron fuego la vivienda del sospechoso.

Según fuentes policiales y judiciales, ayer alrededor de las 18 se produjo una gresca entre grupo de vecinos en la cuadra de calle 1704 a la altura del 2800 (en la zona de Rivarola al 7900), jurisdicción de la comisaría 32ª. Uno de los presentes decidió terminar con los forcejeos y las discusiones cuando sacó un arma de fuego de entre sus ropas y abrió fuego.

Emiliano Villalba, de 30 años, recibió un disparo en el cráneo y falleció en el acto mientras que Alejandro G., de 22, terminó herido con dos impactos en el abdomen y fue trasladado de urgencia al Heca. Los médicos indicaron que el estado de salud del joven era grave.

Voceros judiciales informaron que un grupo de vecinos se dirigió a una vivienda de la zona, la cual sindicaron como el domicilio del autor del ataque y la prendieron fuego. Personal de Bomberos Zapadores apagó el incendio y señaló que no hubo heridos, sólo se registraron daños materiales.

Sobre el hecho, al cierre de esta edición, había muchas versiones: en un primer momento algunas fuentes indicaron que el atacante intentó asaltar a las víctimas. Con el correr de las horas esta versión se fue diluyendo y surgió que el móvil fue una deuda de dinero entre las víctimas y el agresor, la cual ya había ocasionado otros cruces que terminaron a los tiros.

Vecinos contaron que la víctima fatal había comprado la vivienda en cuyo frente se produjo la mortal balacera pero que todavía no la había habitado y deslizaron que los tiros se debieron a la pelea con otro bando por el control del territorio para la venta de drogas.

El caso quedó a cargo del fiscal, Miguel Moreno, quien ordenó medidas al personal del gabinete criminalístico y de la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) para poder esclarecer el hecho.

HISTORIA DE UNA BANDA

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger