Home » , » Dos condenados en Portugal complicaron con sus dichos la situación de Gorosito

Dos condenados en Portugal complicaron con sus dichos la situación de Gorosito

Written By Carlos Francisco Gutierre on 14 junio 2015 | 12:32

Juicio oral por la causa "Carbón blanco". Dos vecinos de Pavón Arriba que purgan 9 años de prisión tras ser hallados con cocaína contaron cómo operaba la banda juzgada en Chaco.

Acusado. Patrico Daniel Gorosito (a la derecha) en la audiencia realizada el jueves en los Tribunales de Resistencia.
Por Hernán Lascano / La Capital 
Leonardo Hugo Prodán y Rolando Angel Di Renzo son dos vecinos de la localidad de Pavón Arriba que están presos en Portugal. Sus condiciones de vida cambiaron para siempre el 8 de marzo de 2012 cuando los atraparon con una partida de 14 kilos de cocaína en un depósito de carbón de las afueras de Lisboa. Por ese hallazgo se terminaron descubriendo otros 380 kilos de la misma sustancia, procedentes del puerto de Buenos Aires, despachados tras burlar el control de la Aduana de Barranqueras, en la provincia del Chaco y dejando al descubierto la operación “Carbón blanco”. Prodán y Di Renzo fueron condenados por la Justicia portuguesa a 9 años de prisión. Y esa sentencia pesa como un mal augurio para quien fuera detenido por integrar la misma banda en aquel momento y que comenzara a ser juzgado por ese hecho la semana pasada en la capital chaqueña: Patricio Daniel Gorosito, el hombre que levantó el Club Real Arroyo Seco y que en la cuesta descendente aspira en una ardua tarea a salir lo mejor parado posible.
   El martes pasado, al iniciarse el juicio por la causa “Carbón blanco”, Gorosito, al igual que las otras cuatro personas sentadas en el banquillo de los acusados, se negaron a declarar. Cada uno se acomodó frente a los jueces solo para enunciar datos formales de filiación y hacer silencio sobre el delito por el cual comparecían. Cuando el presidente del tribunal le preguntó por sus medios de vida a Gorosito, el hombre de 65 años dijo: “Trabajé para el señor Julio Grondona (ex presidente de la AFA). Le llevaba jugadores a Arsenal”. Luego, conversando informalmente, este diario le preguntó de dónde había sacado la plata para levantar en tiempo récord una institución millonaria en un predio de 21 hectáreas a la vera de al autopista Rosario-Buenos Aires.
   “La plata era de Grondona. El puso la plata para el estadio y vino con Joan Laporta (ex presidente del Barcelona español). ¿Pensás que iba a traerlo yo a Laporta? Cuando pasaba ese tren me tenía que subir”. Cuando Gorosito vendió el predio a Rosario Central cobró 16 millones de pesos, no dólares como le dijo hace cinco días a este diario. Entonces aseguró que la mayor parte de la plata fue para Grondona y que él, cara visible del negocio, se quedó con una parte. ¿Era entonces el testaferro de Grondona? “El testaferro o como quieran llamarlo”, respondió.
Me embarraron. Ese comentario se llevó todo el estruendo. Pero ese día con este diario Gorosito también dedicó unos minutos a hablar sobre Prodán y Di Renzo. “Este juicio está lleno de confusiones y mucho tiene que ver con las mentiras que dijeron ellos para tratar de salvarse”. Lo mismo dijo luego su abogado defensor, Silvio Piorno. “Trataron de negociar ventajas personales en el juicio al que los sometieron en Portugal hundiendo al resto de las personas acusadas. Lo hicieron al precio de decir cualquier cosa”, dijo Piorno a La Capital en un intervalo del juicio en el Tribunal Oral Federal de Resistencia.
   La imputación del juicio atribuye a Gorosito haber tenido el manejo del dinero de una organización que operaba en Argentina y en España y haber realizado los contactos para ingresar la cocaína escondida en bolsas de carbón vegetal que se embalaban en Quitilipi, provincia de Chaco. Además, le imputan organizar y regentear al resto de los miembros del grupo que operaba en España, recepcionando el cargamento, concectándose con los compradores y distribuyéndolo, así como decidiendo su inversión con el abogado porteño Carlos Salvatore, otro de los juzgados y quien aparece como el cerebro del lavado del dinero. A tal punto prosperó con sus emprendimientos Salvatore que le trabaron a él solo un embargo por la fabulosa suma de 790 millones de pesos.
   Ante el Tribunal de Portugal que lo juzgó, Di Renzo, quien se encargó de buscar las locaciones en ese país donde recibir los contrabandos despachados desde Chaco, explicó la mecánica comercial de la banda y los roles. “El negocio del transporte de cocaína —dijo— era efectuado con pagos en especies. Es decir que un porcentaje de cerca del 30 al 40 por ciento de la droga llevada a Europa era entregado como pago de servicio. Comisión esa que era para Gorosito y Salvatore”. Di Renzo dijo que otro de los hombres juzgados en Chaco, el también arroyense Héctor Angel Roberto, era el nexo entre Salvatore y la empresa Carbón Vegetal del Litoral SRL, la firma creada para sacar la droga hacia Europa, con el papel de encargarse de los pasaportes y otra documentación falsificada con origen en Uruguay. Salvatore se hacía llamar siempre Manuel y utilizaba como seudónimo el de “Manuel Carrascosa”.
   Prodán, el otro condenado que habló en Portugal, contó que a principios de enero de 2009 hubo una reunión en el hotel Presidente de Buenos Aires, en la cual Gorosito y Salvatore se abocaron especialmente a tratar la forma de eludir y evitar la detección del escáner de la aduana. Y que en mayo de 2011 él mismo tuvo una cita en el mismo hotel en la que Salvatore le entregó una documentación falsa a nombre de Fernando Lozano Fernández, con el que operaría en Portugal para los asuntos relacionados en los galpones de la ciudad de Torres Vedras, donde se recibiría la droga.
En Rosario. En ese tramo de la declaración hay una alusión significativa. Es cuando Prodán señala que Salvatore era quien le daba todo tipo de indicaciones sobre qué tipo de galpón pretendía, con accesos fáciles para la recepción de la mercadería ilícita. Prodan declaró que en julio de 2012 tuvo “un problema en España” debido a que les sustrajeron una gran cantidad de cocaína (762 kilos) de un contenedor de carbón, el cual había sido expedido por su firma, “Agroforestal del Litoral”. Según declaró cuando se contactó telefónicamente con Salvatore fue víctima de amenazas de muerte de parte de éste en caso que fuera a abrir la boca y denunciara a alguien.
   Lo interesante de esta referencia es que la situación alusiva a este contrabando de cocaína está denunciada en los Tribunales Federales de Rosario. El caso estuvo estancado desde el año 2010 sin novedades. Los denunciados son precisamente Prodan, Di Renzo y Salvatore. La firma utilizada como pantalla para despachar el cargamento es Empresa Agroforestal del Litoral y la partida llegó al puerto de Bilbao, en España. El juicio que se inició la semana pasada en Chaco pareció despertar este asunto, que fue notificado a la fiscal federal especial encargada en Rosario de casos de narcocriminalidad Adriana Saccone.
Un cambio de abogado y las estrategias para salvarse
Cuando pasado mañana se reanuden las audiencias en el Tribunal Oral de Resistencia se iniciará la declaración de los 50 testigos convocados por las partes. La interrupción del jueves se debió a que el acusado Héctor Roberto pidió cambiar su defensor disconforme con el abogado que lo representaba. Ello obligó a que le asignaran un defensor oficial al que se le debió dar tiempo de imponerse de los 64 cuerpos (unas 13 mil hojas) que tiene el expediente.
   Esta discordancia desnuda algo que se explicitará más adelante y que fue muy comentado la semana pasada en la trastienda de las audiencias en la capital chaqueña. Los cinco procesados por la causa “Carbón blanco” tienen defensores que pertenecen a estudios de abogados porteños que están interconectados. La afirmación es que las defensas son afrontadas económicamente por Salvatore, acusado él mismo de organizar unas 60 sociedades con participación en fideicomisos de construcción, en actividades inmobiliarias, en producciones audiovisuales, en compra de vehículos y en el negocio gastronómico, todo derivado del lavado del dinero de la droga. Lo que subyace como idea es que Salvatore no hace esto por filantropía sino para evitar que los demás acusados apliquen estrategias que lo perjudiquen procesalmente.
   Pero para varios de los imputados, no complicar a Salvatore significará el hundimiento propio. Gorosito lo entiende perfectamente y más allá de la suerte que obtenga ya dejó claro que irá por el camino de desprenderse del liderazgo de la banda que le atribuyen para que ese rol de conducción quede centrado sólo en Salvatore. En el estrado no habló, pero a este diario se lo dijo el miércoles pasado. “Está bien, yo me equivoqué. Llevaba dinero a España y lo entregaba en hoteles. Eran cantidades grandes. Yo no digo que no hice nada. Pero no mandaba. Apenas trasladé dinero. Los dos muchachos estos de Pavón Arriba me prepararon una trampa. Pero mintieron y eso se verá acá en el jucio”.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

HISTORIA DE UNA BANDA

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger