Home » , » Hallaron a un hombre sin vida en su casa de barrio Rucci

Hallaron a un hombre sin vida en su casa de barrio Rucci

Written By Carlos Francisco Gutierre on 23 enero 2016 | 12:39

Tenía 74 años y vivía solo. Estaba maniatado, arrodillado y de la casa faltaban varios elementos. Lo habían visto el miércoles.

La puerta. El 2º F tenía rota la cerradura y no pudo ser abierto por los deudos.
Por Claudio Berón / La Capital
El mediodía de ayer los vecinos de una de las torres de barrio Rucci, en la zona norte de la ciudad, se toparon con una sorpresiva y pésima noticia. Horacio Pérez, uno de sus antiguos vecinos, fue encontrado muerto dentro de su departamento de Circunvalación al 2600. Estaba maniatado de pies y manos, de rodillas, y apoyado sobre un mueble ubicado en un pasillo de la vivienda. Según se supo, sus familiares más cercanos no tenían noticias de él desde el miércoles.
Pérez vivía solo en el 2º piso F de la torre y dos de sus hijos comprobaron que la cerradura de acceso a la vivienda estaba rota. Intentaron abrir con una llave gemela pero les fue imposible. Entonces pidieron asistencia a la policía y al ingresar encontraron a su padre sin vida. Un hedor agrio invadía los ambientes.
Las primeras pericias llevadas a cabo por la Policía de investigaciones (PDI) junto al personal de la comisaría 34ª y el fiscal Pablo Pinto, dieron por resultado que el cuerpo presentaba distintos golpes. Y trascendió que del departamento podrían faltar una notebook, un celular y las tarjetas de crédito y débito de la víctima. Sin embargo no había signos de violencia extrema, por lo que presumen que la víctima le habría franqueado el paso a su matador y no descartaron que el móvil esté vinculado a "una relación personal".
Un vecino de uno de los tres pisos de la torre comentó ayer a La Capital que no veían al hombre "desde hace unos días y era raro, porque Horacio era una excelente persona que siempre se hacía ver. Era amable, buen vecino y muy colaborador con todos".
Otra mujer, pero de una torre cercana, coincidió al afirmar que Pérez "era una buena persona, saludaba siempre. Lo que sí, en el departamento entraba mucha gente desconocida y creo que él no era consciente del peligro que eso significaba. ¿Vio cómo es? Cada uno hace en su vida privada lo que quiere. Yo con eso no me meto y él era un muy buen vecino", sintetizó.
Golpeado. La primera observación médica arrojó que la causa de muerte fue un severo traumatismo de cráneo provocado con un objeto contundente aunque ayer se realizó la autopsia en el Instituto Médico Legal para determinar concretamente la situación por la que pasó Pérez en los últimos minutos de su vida.
Más bien bajo y regordete, Horacio vivía en el barrio Rucci desde los años 70, cuando se construyeron las torres. Allí llegó con sus cuatro hijos y su esposa. Un vecino recordó que "tres hijos viven en Rosario, cada uno tiene su familia, y otro está radicado en Estados Unidos. Cuando se enteró se tomó el primer avión y estará llegando hoy o mañana". Y agregó que "Horacio enviudó hace unos cuantos años y no se casó de nuevo".
En su vida laboral, Pérez se desempeñó como empleado en la Secretaría General de la Intendencia de Rosario durante la gestión del ex intendente radical Horacio Usandizaga. La causa la lleva adelante el fiscal Pablo Pinto y las actuaciones se labraron en la seccional 34ª.
Pasadas las 23 del jueves varias detonaciones sacudieron la trabajosa tranquilidad de barrio Avellaneda Oeste. Unos minutos más tarde dos muchachos heridos de bala llegaron a las puertas del Hospital de Emergencias en un auto particular. El conductor les abrió las puertas, los dejó y se marchó. Ambos estaban heridos en el hemitórax y dijeron haber sido atacados en inmediaciones de Gaboto y Río de Janeiro. A las 23.20 se informó que uno de esos jóvenes, Brian Nicolás Rafar, de 22 años, había fallecido; mientras que Carlos M., de 21, quedó internado en estado reservado. "Se está tratando de reconstruir el ataque. Lo único que se sabe del incidente es lo que manifestaron las víctimas al ingresar al hospital. Se están analizando las cámaras del Heca para tener datos del auto que los trajo", explicó un pesquisa.
Cuando Brian Nicolás Rafar ingresó al hospital brindó una identidad falsa. "Dijo llamarse Nicolás Sánchez", dijo un vocero. Poco después fue identificado por su madre. Fuentes ligadas a la pesquisa confiaron que Rafar tenía un antecedente condenatorio de ejecución condicional por robo simple de agosto de 2015.
Balearon a dos jóvenes y uno murió en el Heca
Pasadas las 23 del jueves varias detonaciones sacudieron la trabajosa tranquilidad de barrio Avellaneda Oeste. Unos minutos más tarde dos muchachos heridos de bala llegaron a las puertas del Hospital de Emergencias en un auto particular. El conductor les abrió las puertas, los dejó y se marchó. Ambos estaban heridos en el hemitórax y dijeron haber sido atacados en inmediaciones de Gaboto y Río de Janeiro. A las 23.20 se informó que uno de esos jóvenes, Brian Nicolás Rafar, de 22 años, había fallecido; mientras que Carlos M., de 21, quedó internado en estado reservado. “Se está tratando de reconstruir el ataque. Lo único que se sabe del incidente es lo que manifestaron las víctimas al ingresar al hospital. Se están analizando las cámaras del Heca para tener datos del auto que los trajo”, explicó un pesquisa.
   Cuando Brian Nicolás Rafar ingresó al hospital brindó una identidad falsa. “Dijo llamarse Nicolás Sánchez”, dijo un vocero. Poco después fue identificado por su madre. Fuentes ligadas a la pesquisa confiaron que Rafar tenía un antecedente condenatorio de ejecución condicional por robo simple de agosto de 2015. 
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger