Home » » Muerte en ocasión de robo: los crímenes de mayor conmoción

Muerte en ocasión de robo: los crímenes de mayor conmoción

Written By Carlos Francisco Gutierre on 20 noviembre 2015 | 13:24

La tasa de homicidios en el departamento Rosario sigue en un leve descenso ya manifestado el año pasado y, en ese marco, los asesinatos durante asaltos continúan en niveles históricos. Un repaso por algunos de estos casos permite dimensionar repercusión pública e investigaciones complejas.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
No son los más frecuentes. Uno o dos por mes. Los homicidios en ocasión de robo representan históricamente entre un 10 y un 15 por ciento de la tasa de asesinatos, pero por la conmoción que producen suelen acumular centímetros y minutos en la prensa. Son los casos en que la “inseguridad”, si es que se pudiera asociar la falta de seguridad sólo con la sustracción de objetos materiales, se pone de manifiesto al combinarse con la pérdida de la vida.

En la gran mayoría de los casos víctima y victimario no se conocen. Por eso suelen ser más difíciles de esclarecer. Aunque hay un caso reciente que rompe con ese molde. Los hermanos Agustina y Javier Ponisio, de 28 y 25 años respectivamente, fueron ultimados el 16 de octubre pasado en su casa de Castro Barros al 5500.

Su madre los encontró al llegar del gimnasio y un dato providencial llevó la pesquisa hacia el sindicado autor material: en una filmación los padres de las víctimas reconocieron el auto como el de un amigo de su hija, Javier P., quien terminó detenido en Santiago del Estero por un homicidio en Salta y hace pocos días se determinó que una de las armas que le incautaron al momento de su arresto fue usada en el doble crimen de Rosario.

Entre los homicidios en ocasión de robo de mayor difusión desde que está en vigencia el nuevo sistema penal, o sea a partir del 10 de febrero de 2014 –cuatro decenas de casos–, sobresale el de Mariano Bertini, el 15 de agosto de 2014, cuando su padre Rubén llegaba en auto a la casa familiar, en Lima al 800, y el muchacho de 22 años le abrió la puerta del garaje para que ingresara el vehículo.

Allí fueron abordados por dos asaltantes que en medio de un forcejeo asesinaron al joven de un tiro en la cabeza e hirieron a su padre, un empresario de maquinaria agrícola, en la pelvis para luego huir en una moto. La causa a cargo del fiscal Ademar Bianchini no avanzó y el padre de la víctima se constituyó en querellante recién un año después del homicidio, aunque desde el minuto cero acompañó la pesquisa y se sumó a los habituales reclamos de familiares de víctimas por justicia.

En la zona

Once días después, el 26 de agosto, no muy lejos de donde fue asesinado Bertini, en un caso muy parecido resultó ultimado Leonardo Perrone, de 38 años, en su casa de Riobamba al 4300. La víctima intentaba hacer arrancar el auto de su cuñado cuando al menos tres ladrones se les aparecieron. Ambas víctimas vieron los movimientos sospechosos y corrieron para meterse en la vivienda y cerrar la puerta, aunque uno de los asaltantes ingresó con ellos.

Sus cómplices empezaron a forcejear para liberarlo y en ese momento los ladrones mataron a tiros a Leonardo, e hirieron a su padre y su cuñado. Los homicidas escaparon a pie y pronto un llamado anónimo dio los apodos de quienes podían haber sido responsables del hecho, todos residentes en una villa cercana.
Horas más tarde, uno de los sospechosos, Walter Asencio, alias Chanchín (de 28 años), murió por balas policiales dentro de la vivienda de un familiar en barrio Cabín 9, lo que fue presentado como un enfrentamiento.

A 48 horas de esta muerte, Jonatan Alcaraz, de 21 años, se presentó ante el fiscal Florentino Malaponte y reconoció su participación en el hecho. Hace una semana, la defensa de este muchacho acordó una pena a 13 años y medio de cárcel como coautor de homicidio doblemente agravado. Se presume que Asencio y Alcaraz fueron quienes dispararon desde el otro lado de la puerta, aunque el tercer homicida, aún prófugo, pudo haber sido quien mató a Perrone.

Criminis causa

Ya en 2015, el 24 de agosto, el arquitecto de 47 años Sandro Procopio fue asesinado a pocos metros de la obra en construcción que dirigía en Cerrito y Constitución. Allí fue abordado por dos muchachos con los que forcejeó y recibió un tiro fatal en la cadera. Según quedó registrado en cámaras de seguridad, ambos escaparon en un Volkswagen Gacel de color oscuro.

Hace dos meses, en el marco de la investigación por el asesinato, fueron detenidos tras una serie de allanamientos en zona sur dos jóvenes, aunque entonces sólo fueron imputados por un robo calificado ocurrido en Funes en enero pasado. La semana pasada, luego de que se produjeran nuevas medidas de prueba, ambos fueron acusados formalmente de homicidio criminis causa (matar para ocultar otro delito, en este caso el robo, tipificación que permite pena de perpetua en caso de que sean hallados culpables).

El fiscal Pablo Pinto enumeró en la audiencia imputativa los indicios acumulados, como que Matías C., de 29 años, trabajaba en una remisería con un auto muy similar al visto en la escena del crimen y dejó de ir a trabajar esa misma tarde. Ahora restan reconocimientos en rueda de personas y peritajes sobre cuatro celulares incautados a los acusados; el restante es un joven de 20 años, Ángel C., de quien se sospecha fue el autor del disparo fatal. Por ahora sólo lo compromete un buzo blanco que le incautaron en su casa, similar al observado en las videofilmaciones.

El sábado 26 de septiembre pasado Mauricio Brandán, de 32 años, fue asesinado en su local de venta de ropa de Provincias Unidas al 1500 justo cuando se aprestaba a cerrar y mientras su hermano se había ausentado unos minutos. Cuatro muchachos llegaron en dos motos; dos bajaron y encañonaron al comerciante, quien en un forcejeo resultó herido de muerte de un tiro en el pecho.

Huyeron con unos pocos pesos y algo de ropa. Horas más tarde, un joven de 19 años y un hombre de 39 fueron apresados no muy lejos de allí, en barrio Santa Lucía, pero en la audiencia imputativa que encabezó poco después la fiscal Marisol Fabbro quedó en evidencia que no se podía determinar cómo había llegado la pesquisa hacia ellos ni tampoco que hubiese alguna prueba en contra de los detenidos, por lo cual el juez Carlos Leiva los dejó en libertad. La misma suerte corrió un chico de 16 años apresado en los mismos allanamientos, al considerar la Fiscalía del viejo sistema penal y la jueza de Menores Carolina Hernández que no había elementos para acusarlo.

Diez por ciento

En tres años, entre 2011 y 2013, la tasa de homicidios del departamento Rosario se triplicó en forma dramática hasta alcanzar el número de 23 casos cada 100 mil habitantes. Sin embargo, el año pasado se redujo un 20 por ciento (con lo cual la tasa bajó un par de puntos) y, siempre según datos oficiales, esa meseta con tendencia descendente hará que a fin de año haya otra reducción cercana a este porcentaje.

Según un informe de la Secretaría de Análisis y Articulación de Procesos Interministeriales, del Ministerio de Gobierno provincial, que disecciona los datos de los primeros ocho meses del año, para entonces Rosario acumulaba 141 homicidios, contra 176 a la misma altura de 2014. De ese total, 15 casos, o sea un 10,6 por ciento del total, fueron de acuerdo con esta versión homicidios en ocasión de robo. No está de más destacar que el móvil de un crimen es algo difícil de establecer, habida cuenta de que el sistema penal no pone énfasis en la motivación –es más, no necesita acreditarla– al momento de enumerar las pruebas que llevan a una acusación o una condena.

De acuerdo con este detalle, uno de cada cuatro crímenes tuvo que ver con cuestiones vinculadas con el narcotráfico; hubo 16 casos de muertes producidas por balas policiales (superan a las ocurridas en ocasión de robo) y el grueso del total se produjo en barrios de la zona sudoeste.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger