Home » , » Una anciana muerta y su hija herida, después de sufrir un asalto en su casa

Una anciana muerta y su hija herida, después de sufrir un asalto en su casa

Written By Carlos Francisco Gutierre on 04 septiembre 2015 | 10:49

Ambas mujeres fueron maniatadas pero la mayor de ellas, enferma, no pudo superar el trauma y tuvo un paro cardiorrespiratorio.

el final. El cuerpo de doña María Asunta es retirado por los paramédicos del Sies de su casa de Arijón al 1600.
Claudio Berón / La Capital 
María tenía 86 años y en los últimos 50 vivió en Arijón al 1600, a metros del cruce con calle España. En ese barrio se movía como si cada cuadra fuera su propia casa y cada vecino un familiar. Allí vivió con sus suegros y su marido. Allí nació Filomena, su única hija. Y allí falleció la tarde de ayer, maniatada con precintos, amordazada con una bufanda y encerrada en una habitación luego de soportar un asalto tipo entradera. Su hija, en tanto, quedó encerrada en el baño.
Cuando La Capital llegó al barrio, los vecinos de las mujeres no hablaban de otra cosa y recordaban entre sollozos: "Doña María vivía como en otro tiempo. Saludaba a todos, le pedía favores a cualquiera que pasaba y estaba sentadita siempre en la vereda. Tenía el mal de Alzheimer y a veces se perdía", comentaron. Esas características podrían dar una pista sobre cómo se produjo el ingreso de los maleantes que la llevaron a la muerte.
Según los primeros exámenes forenses, el cuerpo de doña María presentaba un solo golpe y el fiscal Miguel Moreno, a cargo de la causa, destacó que "aparentemente no presenta otros traumas que puedan haberle ocasionado la muerte. Quizás fue un paro cardíaco o se descompensó. Hay que esperar la autopsia". Y agregó: "Se supone que fue durante un intento de robo y si bien se habrían levado algo de dinero, no se puede precisar la cifra".
A pesar de sufrir el mal de Alzheimer, María Asunta Damiano estaba al cuidado de su hija Filomena, quien tiene algunos problemas de motricidad y de relación social. La mujer, de 58 años, es morruda y no sale a la calle pues le resulta difícil trasladarse. Una vecina dijo que "Filomena a veces gritaba o lloraba, pero sobre todo tenía las piernas muy hinchadas y prácticamente no salía de la casa. Casi nadie la veía hace largo tiempo, la que manejaba el hogar y en la calle era María".
Según dijo el fiscal, Filomena fue trasladada a un centro asistencial donde, si bien está fuera de peligro, permanecerá en observación y se esperará su recuperación para poder entrevistarla y tener mayores detalles del robo. Incluso, dijo Moreno, "debemos saber si fueron víctimas de golpes o agresiones no visibles que pudieron causar la muerte de María".
Ingenua.PUNCTUATION_SPACEDoña María era una mujer menuda, flaca y canosa que se movía bien. "Siempre se sentaba en la puerta, a cualquier hora, y cuando pasaba alguien, conocido o no, conversaba y le contaba cosas. En el último tiempo decía que la habían robado varias veces, pero no era así, le habían robado en una sola ocasión, hace un tiempo atrás, y ella creía que había sucedido la semana anterior", contaron sus vecinos.
A las 14 de ayer su vecina Otilia la vio en la puerta de su casa sentada en una silla y la obligó a entrar. La mujer comentó a LaCapital que le dijo: "María, metete que no hay un alma en la calle". Pero supone que luego ella "volvió a salir y ahí la agarraron".
El hecho se descubrió cerca de las 14.30, cuando otra vecina que pasaba por el lugar encontró la puerta de la casa entreabierta y llamó a Roberto, el sobrino de doña María. "Cuando llegué encontré a mi prima Filomena y a mi tía María maniatadas en el piso y la casa toda revuelta", comentó el muchacho. l mismo fue quien llamó a emergencias y radicó la denuncia en la seccional Sub 20ª
El hombre comentó: "Según lo que pudo decir mi prima, le habían dado un par de golpes en la cara y sacado un par de dientes. No alcanzó a decir nada de cuántos delincuentes eran porque estaba muy mal".
La otra vez. Distintos vecinos, en tanto, afirmaron que en un robo anterior también fue la confianza la que le jugó en contra a la mujer. "Ella le abría la puerta a todos y tenía confianza con todos", dijeron. Y aseguraron que "le debe haber dado un infarto por el susto".
La casa tiene un gran patio, dos dormitorios y un garaje que era usado como living. "Por atrás es muy difícil que entre alguien, las paredes son muy altas", dijo Otilia, su vecina. Y agregó: "Yo la llevaba al médico y sabía de su enfermedad. Ella creía que los vecinos eran buenos y no sabía con quien hablaba. No tenían mucho, dos televisores chiquitos que no andaban y tal vez unos pocos pesos". En ese marco trascendió que María cobraba una pensión en moneda extranjera, herencia de su marido de origen italiano.
Una joven contó que "la viejita siempre me pedía que le fuera a comprar verduras o que le pagara los impuestos. Ella se asomaba a la ventana y hablaba con la gente. Era muy buena", recordó.
Lo cierto es que la casa estaba revuelta, como si los maleantes hubieran buscado dinero, joyas y pertenencias que ni María ni Filomena tenían. Sólo se tenían la una a la otra. "Queremos ver si pueden internar a Filomena, pobrecita. ¿Qué va a hacer sola?", comentaron vecinas del barrio que las conocían desde hace "por lo menos 25 años".
Por razones de jurisdicción, el hecho es investigado por personal de la subcomisaría 20ª y el fiscal de la Unidad de Homicidios Miguel Moreno, quien trabaja junto a la Policía de Investigaciones (PDI), la Policía Científica y Rastros.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger