Home » , , » El asesinato de un pibe desató la furia y sembró de balas una villa de Ludueña

El asesinato de un pibe desató la furia y sembró de balas una villa de Ludueña

Written By Carlos Francisco Gutierre on 08 enero 2015 | 12:01

Lluvia de disparos en Teniente Agneta y Casilda. A Damián Gómez lo mataron frente a una casilla donde vendían drogas. Su agresor huyó y sus soldaditos anduvieron a los tiros.

Nada. La precaria casa donde vivía el acusado fue demolida y saqueada por los allegados a la joven víctima.
Más balas y más muerte ligadas a la venta de drogas. Esta vez fue en un precario asentamiento de Casilda y Teniente Agnetta, en el barrio Ludueña. Allí Damián Gómez, de 20 años, cayó sin vida a las 14.30 tras recibir tres disparos en el tórax cuando fue a una precaria casilla presuntamente a comprar cocaína. El vecindario enseguida identificó y acusó a su matador: "Es el narco que vende merca acá, el yerno de El diente". Se referían a Gabriel Camos, hijo de un viejo del hampa local que vivía allí junto a su mujer, su hermana y tres hijos. Tras el crimen toda la familia escapó del lugar mientras los muchachos de la villa demolieron la casa de ladrillos de canto y techo de chapas y se llevaron todo lo que había adentro.
Minutos más tarde, cuando el fiscal de Homicidios Adrián Spelta y agentes de la Policía de Investigaciones esperaban poder ingresar al asentamiento con uniformados de refuerzo, desde una moto dos pibes (uno de ellos vestido con la camisera de River) la emprendieron a los tiros contra quienes demolían la vivienda del sospechoso obligando a periodistas y vecinos a tirarse cuerpo a tierra. Pero no se la llevaron fácil. Desde el caserío también respondieron a los tiros y por poco pudo ser una tragedia. "Acá todos los días andan a los tiros", dijo una joven mujer con su hijito en brazos y sin asombrarse por lo ocurrido.
Discusión fatal. Según dijeron los vecinos, Damián Gómez era adicto y fue a la casa de Camos a comprar cocaína. De adentro salió un hombre corpulento, ex boxeador y al que todos identificaron como el dueño de casa. Entonces se inició una discusión por supuestas viejas deudas. Todo terminó cuando el hombre corpulento extrajo un arma y disparó no menos de cinco tiros contra Gómez, quien recibió tres disparos mortales en el tórax.
Alrededor de las 14.40 llegó al lugar un móvil del Comando Radioeléctrico que trasladó al herido a la guardia del Hospital Centenario, pero el joven murió en el camino. La víctima vivía a pocos metros de donde cayó y era muy conocido en el barrio. Es más, sus amigos que lo vieron morir, comenzaron a los gritos contra Camos y a disparar sus armas contra la casilla de ladrillos huecos y chapas. Entonces el sospechoso "agarró la merca y se fue junto con la familia". Tras ello varios pibes arremetieron contra la casa del acusado y a golpes de mazas, hachas y palos la derrumbaron.
En medio de los gritos, y mientras la casa era destruida, distintos vecinos dieron su voz, pero no sus caras a las cámaras periodísticas. "Si nos ven los narcos después nos mandan a matar con sus soldaditos", dijo una joven que junto a otros vecinos pidieron que la banda de "transeros" se vaya de la villa.
"Este Gaby Camos es boxeador y trabaja para su suegro, que es El diente. Son re conocidos acá y siempre joden. La quieren toda para ellos y con la mierda que venden enloquecen a los pibes que salen a chorear. El fumo (la marihuana) no es nada, pero la merca los mata", sostuvo un hombre.
Un chico de no más de 16 años que empuñaba una pistola calibre 22 delante de todos los periodistas sin ningún prejuicio estaba indignado: "Es loco ese. Mató a mi amigo y vamos a quemarle todo", decía a sus compañeros que enardecidos se trepaban a los ladrillos y rompían objetos que ya estaban rotos. Otro vecino sostuvo que "varios le dijeron (a Camos) que no venda más drogas, pero lo que pasa es que todos estos laburan para la banda de El pelado Mario, un traficante muy conocido en Ludueña".
La entrada al asentamiento es una lonja de más de 30 metros en la que desembocan pasillos sinuosos bordeados por zanjas con barro. Por allí la gente corría y vociferaba, entraba y salía de la pila de ladrillos de lo que fue la casa de Camos y se llevaban una cama, un colchón, un televisor viejo y destartalado, ropa de niños, un mueble devencijado y las chapas del techo.
Cerca de las 15.30 llegó la PDI y el fiscal Spelta y se posicionaron a un costado de la villa. Hasta ese momento no habían aparecido los patrulleros, excepto el que llevó al joven muerto al hospital. Luego de una llamada telefónica del fiscal, el lugar fue invadido por móviles que esperaron el momento para entrar al asentamiento, recuperar el terreno y tomar declaraciones a posibles testigos, los mismos que fueron amedrentados por los tiros que partieron de la motito.
Cuando caía el sol la locura se reinstaló en el barrio: "Parece que viene para largo. Entre la policía que va a entrar a la villa y los soldaditos de El diente que quieren venganza se va a enquilombar", dijo una mujer de no más de 30 años desde la puerta de su casa. La premonición se cumplío. A las 19, en Pedro Lino Funes y Casilda, a menos de 50 metros de donde fue el homicidio, se enfrentaron amigos de Gómez con hombres que entraron a la villa a los tiros: el saldo fue una mujer herida en las piernas y un hombre con un tiro en la cabeza y en grave estado.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger