Home » , » La villa Moreno volvió a teñirse de sangre con el asesinato de un joven

La villa Moreno volvió a teñirse de sangre con el asesinato de un joven

Written By Carlos Francisco Gutierre on 26 diciembre 2014 | 9:37

Tenía 19 años, se llamaba David Osuna y a su hermano lo mataron en julio de 2012. Los pesquisas hablan de disputa territorial.

Cuadra mortal. Osuna y un amigo llegaron a un quiosco de Balcarce al 3800 cuando fueron atacados a tiros.
Otra vez una disputa entre jóvenes fue dirimida a los balazos y tiñó de sangre y muerte las fiestas en la villa Moreno. A una semana de cumplirse el tercer aniversario del triple crimen en el que fueron acribillados Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez, la madrugada de Navidad otro pibe perdió la vida. Fue en un hecho hasta ahora poco claro. Según pudo saberse, dos adolescentes que estaban en una moto fueron emboscados y heridos a balazos frente a un quiosco ubicado sobre calle Balcarce, entre Presidente Quintana y Doctor Riva, a escasos 150 metros de la escena del triple crimen. Uno de los heridos, David Elías Osuna, de 19 años, recibió una herida en el cuello que le costó la vida. Su compañero, de 25 años, resultó herido en la espalda pero pudo ser asistido y quedó internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez fuera de peligro. La víctima fatal era hermano de Facundo Osuna, un personaje importante a la hora de entender el contexto en el que se desarrolló el triple crimen del 1º de enero de 2012, y que fue asesinado el 19 de julio de 2012 (ver aparte).
Los habitantes de villa Moreno se desperezaban ayer con la resaca que dejó la Nochebuena y con la novedad de que otro pibe del barrio había sido asesinado de un balazo. "Con esto que pasó (el crimen de David Elías Osuna) te va a parecer que el barrio está terrible, pero desde que está Gendarmería Nacional está mucho más tranquilo. Lo que pasa es que ustedes, los periodistas, están con los malos y no dejan que las fuerzas de seguridad hagan su trabajo", contextualizó un vecino del barrio a metros de la casa de David Elías Osuna, en Dorrego al 4000.
"Lo mataron a Elías, hace poco lo habían dejado rengo y esa vez se la perdonaron", reflexionó el hombre. Al fondo del pasillo, ubicado justo en el cruce de Dorrego y Doctor Riva, un pariente del pibe se excusó y dijo: "Los abuelos están destruidos y nadie de la familia quiere hablar".
Un hito en el barrio. El triple crimen de villa Moreno, ocurrido el 1º de enero de 2012, marcó un punto de inflexión a la hora de entender los conflictos que en los barrios rosarinos se dirimen a balazos y también cambió la manera de entenderlos y comunicarlos. Pero existen sensaciones térmicas que hacen que en esa villa de la zona sur parece que nada hubiera cambiado tras la masacre de Jere, Mono y Patom, un caso que hace un par de semanas terminó con un fallo condenatorio de hasta 30 años de cárcel para los cuatro acusados. Los rostros de los pibes están en el paredón contiguo a la canchita donde ocurrió la masacre, en Presidente Quintana y Moreno, mientras dos móviles policiales están habitualmente estacionados debajo de la sombra, en Moreno entre Biedma y 24 de Septiembre. Pero la noticia de Navidad era que a otro pibe del barrio lo habían matado.
"Nosotros no sabemos nada. Pero, si se anima, preguntele a los pibes que están allá", dijo un vecino de Balcarce al 3800, zona dominada por los colores de Newell's Old Boys. "Tenga cuidado porque los muchachos están amanecidos ", advirtió con tono amable sobre los cinco jóvenes que charlaban y tomaban cerveza en el ingreso a uno de los pasillos sin haber pegado un ojo en toda la noche.
Sin testigos. Sin chances de buscar testigos en la escena del crimen, todo se circunscribió a la versión oficial en boca de fuentes allegadas a la pesquisa en manos del fiscal de la Unidad Especializada en Homicidios, Pablo Pinto.
Pasadas las 2 de la mañana, David Elías Osuna y Omar S., de 25 años, llegaron en moto hasta un quiosco ubicado en Balcarce entre Biedma y Quintana. Cuando los pibes esperaban para comprar, cuatro muchachos de a pie los increparon. "Tomenselá porque acá mandamos nosotros", dijo uno de los agresores. Y acto seguido comenzó la balacera. Osuna recibió un tiro en el cuello y su compañero un plomo en la espalda.

Intento de escape. Como pudieron, salieron con la moto y manejaron poco más de una cuadra. Allí cruzaron a un móvil del Comando Radioeléctrico que pidió refuerzos y auxilió a Omar S., a quien trasladaron al Hospital de Emergencias. Osuna estaba mal, lo cargaron en otra patrulla que llegó a cruzar el paso de una ambulancia. Entonces los médicos trataron de reanimarlo, pero el pibe ya había muerto.
Ante la indignación y la impotencia de los familiares de la víctima, el cuerpo fue directamente trasladado al Instituto Médico Legal donde se le realizó la autopsia de rigor. Efectivos de la policía científica peritaron a media mañana la escena del crimen, pero no hallaron vainas servidas. Los pesquisas inferían que el arma utilizada era calibre 9 milímetros. Testigos del hecho dijeron haber escuchado al menos nueve disparos, aunque claro está que hay que tener en cuenta el contexto de conmemoración que se vivía en la calle. En principio fuentes allegadas a la causa sugirieron que el móvil del ataque a balazos fue una "bronca territorial".
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA CHICAGO ARGENTINA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger